sábado, 25 de junio de 2011

“Enseñar deleitando” (Antonio Gómez Yebra, Diario Sur) Coleción "Pizca de Sal". Ed. Anaya

FUENTE: Blog Anaya Infantil y Juvenil

La cueva del Corazón“La máxima «enseñar deleitando» se acuñó tras descubrir que los niños (y otros discentes) aprendían mejor y más rápido si lo hacían de una forma divertida, sin estrés, sin aflorar la sangre que preconizaban otros supuestos supuestamente educativos.
Atraer a los chicos con una historia en la que se implica una enseñanza no es asunto de hoy, pero sigue necesitándose en un momento educativo especialmente difícil, cuando queremos que nuestros chicos aprendan con el menor esfuerzo y el máximo aprovechamiento. Cuando ellos, además, están más dispuestos al juego (con o sin soporte informático) que a la lectura y el estudio.
Así que es bien venido este libro, La cueva del corazón, donde un muchacho, Pablo, a quien gustan especialmente las historias de piratas, se va a ver implicado en una de ellas de forma directa, ya que se enrolará en un barco pirata cuyos fines son bien distintos de los que se suponía a tal tipo de embarcación y tripulantes. Ahora son defensores de la ecología, de impedir la pesca con redes ilegales, de perseguir a quienes vierten basuras en el mar, de luchar contra los traficantes de antigüedades y los saqueadores de ruinas: un dechado de virtudes.
Pero esa labor ecológica no es lo fundamental del libro. Pablo y sus compañeros grumetes van a la búsqueda de un tesoro con todas las de la ley: el tesoro cuyo mapa dibujó nada menos que el célebre corsario Zafir, quien destacaba por su lujoso atuendo, tan impresionante casi como las joyas que lo adornaban.
El tesoro está en la isla Corazón, y esta, a fin de cuentas es el verdadero tesoro del libro, ya que gracias a ella, los chicos (los protagonistas y los lectores) conocerán mil y un detalles del corazón: su esencia, sus partes, y su funcionamiento. La lección del libro, pues, no es de ecología (que también), sino de anatomía. Hacen falta más de este tipo“.
(Antonio Gómez Yebra, diario Sur de Málaga)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada