sábado, 24 de septiembre de 2011

“Los tigres de Mompracem”, un clásico de Emilio Salgari en el centenario de su muerte


FUENTE: Blog Anaya Infantil y Juvenil

Sandokán, un príncipe malayo destronado por el imperialismo británico se convierte en pirata para vengar a su familia e intentar recuperar su reino. Para ello, junto a su inseparable compañero Yánez, se dirige contra Labuán, donde reside su más acérrimo enemigo y de donde le llegan noticias de una hermosa mujer, a la que llaman la Perla de Labuán. Ella es lady Marinana Gillonk, quien, tras curar las heridas del hombre de salvaje y extraña belleza, quedará enamorada de él…
Batallas navales, raptos, estratagemas, luchas cuerpo a cuerpo, son innumerables las adversidades que tendrá que afrontar el Tigre de Malasia. Pero Sandokán pertenece a esa tipología de héroes que se ven obligados por las circunstancias, y forzados por sus enemigos, a volverse proscritos, y que son tan crueles y sanguinarios en el combate como dulces y tiernos en el amor.
Emilio Salgari nació en Verona en 1862, y, aunque inició sus estudios en el instituto naval de Venecia, ni los terminó ni llegó a realizar sus sueños de hombre de mar más allá de sus fantasías literarias. A los veinte años empezó a publicar novelas por entregas en los periódicos y poco después se dedicó plenamente a la escritura. Y así vivió, forzado a escribir sin cesar para hacer frente a una angustiosa situación familiar. Por eso, ahogado por las deudas, se suicidó en 1911, a los 51 años,habiendo hecho muy ricos a sus editores y dejando a sus cuatro hijos en la mayor miseria.
El modo intenso de narrar y la abundancia de obras escritas lo han encasillado en una literatura menor, pero con la que se adelantaba al ritmo que traerían consigo el cine, la novela policíaca o el cómic modernos. Sus detalladas descripciones, como sacadas de manuales y revistas de viajes, los saltos en el tiempo y un ritmo apresurado, sobre todo en los abundantes diálogos, son fruto de la manera de escribir que se impuso, del gusto por lo exótico y de su ganas de vivir las aventuras que imaginaba.
Por eso sus obras fueron bien acogidas por el público italiano, especialmente en Verona, donde publicó por entregas El tigre de la Malasia. Desde el 16 de octubre de 1883 hasta el 13 de marzo de 1884 sumaron 150 entregas, que constituirían su obra más conocida, la publicada como libro en 1900 con el título de Los tigres de Mompracem. La novela pertenece al ciclo de «Los Piratas de Malasia». Sus aventuras abarcan once libros que forman este ciclo temático, con títulos comoLos misterios de la jungla (1895), Los piratas de Malasia (1896), El Rey del Mar(1906), La caída de un imperio (1911) o La venganza de Yáñez (1913).
(Seve Calleja, extraído de la presentación a esta edición de Los tigres de Mompracem)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada