sábado, 24 de septiembre de 2011

“El Libro de la Selva”, de Rudyard Kipling


FUENTE: Blog Anaya Infantil y Juvenil

Kipling narra aquí la historia de Mowgli, un niño que es recogido por una manada de lobos. Con ellos crecerá y vivirá sus aventuras en las colinas de Seeonee, en compañía de Baloo, el oso; Bagheera, la pantera negra; Kaa, la serpiente; Shere Khan, el tigre; y los Bandar-log, los monos.
La obra recoge otros escenarios y otros personajes, como Kotick, una foca blanca del mar de Bering, que busca un lugar seguro donde proteger a sus congéneres de la caza del hombre. Rikki-tikki-tavi, una mangosta que aparece en una casa de la India y se queda a vivir con toda la familia que habita en ella. Toomai, el hijo del hombre que guía la elefante kala Nag, cuyo sueño es llegar a ser uno de los que capturan y doman elefantes…
Pero El Libro de la Selva también muestra el aprendizaje del hombre para sobrevivir sea cual sea el medio en el que tenga que desenvolverse.
El Libro de la Selva (en inglés: The Jungle Book) fue publicado en 1894, y reunía varios cuentos escritos con anterioridad por su autor y divulgados de forma independiente, en revistas. Este libro y su continuación, El segundo Libro de la Selva(1895), toman como base los relatos, mitos y leyendas de la India, que el autor escuchó o investigó y que alimentaron su amor por la vida salvaje y la naturaleza. Historias que nos recuerdan las fábulas, porque plantean lecciones morales y presentan personajes cuyas actitudes pueden extrapolarse a las conductas humanas. Más allá de la historia del niño que es criado en medio de una manada de lobos y protegido por un oso y una pantera, Kipling reflexiona sobre la dificultad de sobrevivir a los peligros cotidianos y retrata la complejidad de la vida, para la que es entrenado Mowgli por Baloo, maestro sabio y riguroso (que poco tiene que ver con el oso bonachón y vitalista de la versión cinematográfica de Disney). Si bien la historia de Mowgli acaba a la mitad del volumen y en adelante aparecen narraciones diferentes, con otros protagonistas, como el pequeño y valiente Toomai, el de los elefantes; o Rikki-Tikki-Tavi, la heroica mangosta.
Decepcionado por la sociedad y la vida (de sus tres hijos, dos murieron siendo aún jóvenes), el escritor cae enfermo, y fallece el 18 de enero de 1936. Admirado por su riqueza expresiva y su estilo depurado, narradores contemporáneos consideran a Rudyard Kipling un maestro. No en balde, Jorge Luis Borges escribió que era«después de Shakespeare, el único autor inglés que escribía con todo el diccionario».
(Luis Rafael, texto extraído de la presentación a esta edición de El Libro de la Selva)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada