jueves, 12 de abril de 2012

La mafia japonesa en “La noche de los yakuzas” (Anne Calmels)

FUETE: Blog Anaya Infantil y Juvenil

La noche de los yakuzasToshi regresa a la ciudad tras pasar unos días con sus abuelos en el campo. Tiene muchas ganas de ver a su madre y se extraña al no encontrarla esperándole en casa. Entonces comenzará una huida desesperada por las calles de Kioto. Unos yakuzas quieren atraparle y el muchacho no entiende por qué. Pronto descubrirá que tiene mucho que ver con ellos y que su pasado está lleno de mentiras.
Así comienza La noche de los yakuzas:
La ciudad desfilaba tras los cristales del tren. Los edificios de cemento robaban la luz del crepúsculo a las tradicionales casas bajas de madera. Los postes eléctricos adornados con guirnaldas de cables tendían su tela a lo largo de las aceras y de la vía férrea. Coches, bicicletas y peatones configuraban un ballet extraño y silencioso, impregnado de una cierta placidez, a pesar de la multitud en movimiento. Kioto siempre sería Kioto, una gigantesca y elegante ciudad de provincia. Mientras más se acercaba el tren a la parada de la estación de Kioto, en el corazón del centro, más se percibía la animación. Era la hora de salida de las oficinas: pronto la estación sería un hervidero de salarymen en traje y maletín.
Toshi suspiró y apagó el iPod. El viaje le parecía interminable, estaba impaciente por estirar las piernas y volver a casa. Sabía, sin embargo, que apenas saliera de Kuramaguchi, la estación de metro más cercana a su casa, el aire acondicionado le haría falta. Era difícil soportar el mes de agosto. Si en todo el país hacía calor, en Kioto la humedad era agobiante. Situada en una hondonada, la ciudad rozaba cada año la asfixia. Todos los que tenían la oportunidad de marcharse en ese período se apresuraban a huir. Los que tenían la suerte de tener vacaciones, y no eran muy numerosos, ponían pies en polvorosa sin pensarlo dos veces. Como todos los años, Toshi había pasado tres semanas en casa de sus abuelos paternos, en el campo. Al aire libre, como decía su madre. No se acordaba de haber roto esa tradición ni una sola vez.
(Sigue leyendo en el PDF del primer capítulo)
La autora | Anne Calmels (Quillan, Francia, 1971) tras cursar estudios de Literatura Oriental, Español y Ciencias políticas, se diplomó en Edición en la Universidad París III. Trabaja como editora y traductora de literatura juvenil. Su interés por Japón, sus viajes y distintos proyectos relacionados con el país nipón, la han hecho una experta en su sociedad. Estos conocimientos los traslada a sus libros, que permiten conocer una cultura bastante diferente a la occidental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada